Menu
Europa / Rumania

Visitar el Castillo de Drácula en Transilvania (Castillo de Bran)

El Castillo de Bran (más conocido como Castillo de Drácula) es seguramente el lugar más famoso de todo Rumanía. Posiblemente una de las principales razones para viajar a Rumania sea conocer este y otros castillos.

Tanto si viajas a Bucarest unos días, como si planeas hacer una ruta en coche por Rumanía, sin duda te recomiendo visitar el Castillo de Bran. El Castillo de Bran, además de ser muy famoso, está declarado monumento de interés nacional por su antigüedad y por su valor arquitectónico

Excursión al Castillo de Drácula en Transilvania

Aunque el nombre real es Castillo de Bran, el Castillo de Drácula es el lugar en el que se inspiró Bram Stocker (autor de «Drácula«) para describir el castillo del protagonista.

El Castillo de Bran es el lugar más turístico de Rumanía, así que aquí encontrarás gente siempre en cualquier mes. Este castillo se encuentra a solo 30 km de Brasov, una de las ciudades más bonitas de Rumanía, y a 50 km del Castillo Peles en Sinaia. El Castillo de Bran está en los Cárpatos, una de las zonas más bonitas del país y a unos 175 km de Bucarest, la capital.

Castillo de Drácula Transilvania

El Castillo de Drácula en Transilvania es uno de los sitios que no te puedes perder en Rumanía.

Historia del Castillo de Bran en Rumanía

El Castillo de Bran es de la época medieval y está declarado monumento histórico rumano. La verdad es que se encuentra en muy buen estado y es sin duda uno de los castillos imprescindibles que ver en Rumanía.

Este Castillo de Drácula fue primero una fortaleza, construida en 1212 por los caballeros de la Orden Teutónica (eran cruzados de origen alemán). La fortaleza de estilo medieval la construyeron después de ser expulsados de Tierra Santa (de Palestina) y cuando se asentaron en Transilvania. Posteriormente en 1241 la fortaleza fue dañada por los tártaros y no fue hasta 1377 cuando el Castillo de Bran empezó a tener su estructura principal, cuando fue ordenador por Luis I de Hungría.

A finales del siglo XIX, en 1918 cuando se produce la unificación de Rumanía, se decide regalar el Castillo de Bran a la Reina María de Rumanía. Fue entonces cuando la Reina Marie, llevó a cabo algunas reformas en el castillo y lo convirtió en su residencia de verano. La Reina María de Rumanía fue la única persona que vivió como tal en el Castillo de Bran, de 1920 a 1930. Cuando falleció, la reina dejó el Castillo de Bran como herencia pero las siguientes generaciones no cuidaron el castillo y cayó en desuso.

Más recientemente, al acabar el régimen comunista en Rumanía en 1989 el Castillo de Drácula se convirtió en una atracción turística. En 2007 el gobierno de Rumanía entregó el Castillo de Bran al heredero legal, Román Abramòvich por unos 50 millones de euros pero no fue patentada su venta.

El castillo se volvió a renovar 2009 junto con la aldea de Bran (los mercadillos que hay justo fuera) y a partir de entonces fue mayor el impacto del turismo en esta zona.

historia castillo dracula rumania

Este castillo sirvió de inspiración a Bram Stocker para describir el Castillo de Drácula en su novela.

Historia del conde Drácula

El conde Drácula es posiblemente uno de los personajes de novela más famoso, pero siento decirte que es solo eso, el personaje de una novela. El Drácula que todos conocemos de películas y libros, el vampiro, está inspirado en un personaje histórico de Rumanía: Vlad Tepes (conocido como «El Empalador»), y también conocido como «Draculea». 

Vlad Tepes, príncipe de Valaquia gobernó en esta región entre 1452 y 1462, fue un personaje histórico de Rumanía conocido por su carácter sanguinario y por «inventar» el método del empalamiento con el que castigaba a sus enemigos del Imperio Otomano. De este personaje es de quién se inspiró Bram Stocker para crear el personaje ficticio de Drácula.

Respecto a la historia del Castillo de Drácula, no hay constancia histórica de que Vlad Tepes estuviera en el Castillo de Bran. Aunque no hay constancia como tal, hay quienes afirman que Vlad Tepes estuvo dos noches en el Castillo de Bran cuando fue capturado y encerrado en una mazmorra.

Entonces, si Vlad Tepes no estuvo en el Castillo de Bran, ¿por qué se llama así al Castillo de Drácula? El motivo es que Bran Stocker eligió este castillo y sus rasgos como castillo de Drácula para su novela. En definitiva, el personaje de Drácula no existió sino que se tomó como referencia a Vlad Tepes para inspirarse en el vampiro, y Vlad Tepes nunca vivió en el Castillo de Bran, simplemente Bran Stocker lo eligió como inspiración para ser en su novela el Castillo de Drácula.

historia Vlad Tepes Drácula

Uno de los cuadros que hay en el Castillo de Bran, de Vlad Tepes, que sirvió de inspiración para crear a Drácula.

Información sobre el Castillo de Bran en Rumanía

Como hemos comentado antes, el Castillo de Drácula es el lugar más turístico de Rumanía. Esto hace que el castillo este siempre lleno de gente, tanto en temporada alta como en temporada baja.

Si quieres visitar el Castillo de Drácula por libre puedes hacerlo, tan solo tendrás que comprar el ticket a la entrada y ya. Te recomiendo ir a primera hora de la mañana o a última hora del día para evitar aglomeraciones. El Castillo de Drácula es bastante pequeño, al menos en comparación con otros, y tiene pasillos y salas muy estrechas. El recorrido por el castillo hay que hacerlo en una única dirección y en varios tramos solo cabe una persona a la vez. Además, no hay guías en el Castillo de Bran así que si vas por libre tendrás que ir leyendo carteles si quieres enterarte de la historia o puedes alquilar unos auriculares (un audio guía).

Más o menos se tarda una hora en visitar el Castillo de Bran por dentro, luego puedes estar el rato que quieras en los jardines de fuera.

excursión al Castillo de Drácula

En el interior del Castillo de Bran hay algunos carteles con información bastante breve. Para enterarte mejor de la historia y aprovechar la visita te recomiendo visitar el castillo con una excursión o con guía.

El Castillo de Bran es bastante estrecho en muchos tramos, tiene escaleras altas y estrechas de madera. No está adaptado a sillas de ruedas ni carritos de bebé y tampoco es recomendable para personas mayores que tengan dificultad al andar o subir escaleras muy altas. Además algunos tramos están bastante oscuros y hay mucha gente ¡ojo al andar!

Si lo prefieres, sobre todo si no tienes coche o quieres ver más sitios en el mismo día, te recomiendo reservar una excursión al Castillo de Bran. Nosotros elegimos esta opción ya que al estar pocos días en Rumanía no alquilamos coche. Además con esta excursión vimos el Castillo de Drácula, el Castillo de Peles y Brasov.

Hicimos la excursión por los castillos de Rumanía con Civitatis, por 79 € te incluyen el transporte, las entradas a ambos castillos, un tour por Brasov y guía durante todo el viaje y también en los castillos, en total unas 13 horas. La verdad que esto se agradece ya que no hay visitas guiadas en los castillos y si quieres enterarte de la historia (que siempre merece la pena) es mejor hacerlo con una guía experta.

Puedes reservar la excursión al Castillo de Drácula aquí. Si ya estás en Bran o en Brasov y simplemente quieres una visita guiada por el Castillo de Bran puedes reservarla aquí por 23 €.

Cómo llegar al Castillo de Bran desde Brasov y Bucarest

Si te alojas en Bucarest como hicimos nosotros, puedes visitar el Castillo de Bran en un día. Para llegar al Castillo de Drácula desde Bucarest en primer lugar debes llegar a Brasov. Puedes hacerlo en autobús, en tren o en coche.

  • Ir de Bucarest a Brasov en autobús (un poco más de 3 horas). Las líneas de autobús que hacen parada en Brasov son las de Bucarest-Sinaia-Predeal-Brasov o las de Bucarest-Brasov-Sighisoara-Targu Mures.
  • De Bucarest a Brasov en tren (entre 2 horas y media y 3:45 horas). Hay varios horarios a lo largo del día, cada hora más o menos. Son los trenes Intercity Regional CFR y cada ticket cuesta unos 10 €.
  • Llegar de Bucarest a Brasov en coche. Hasta llegar a Brasov son unas 2:45 horas, después para llegar al Castillo de Drácula hay que sumarle unos 40 minutos.

Si llegas en transporte público a Brasov, tendrás que coger luego otro autobús hasta el Castillo de Bran (un trayecto de unos 30 – 45 minutos). Estos autobuses salen desde la terminal 2 de la estación de autobuses y salen cada 30 minutos entre semana y cada hora el fin de semana. Si antes has visitado el Castillo de Peles (o vas a visitarlo después) la distancia del Castillo de Bran al Castillo de Peles es de 50 km, 1:15 horas más o menos.

Como ves, aunque no son muchos kilómetros de Bucarest a Brasov (185 km) y de Brasov al Castillo de Bran (30 km), se tarda bastante en llegar en cualquier tipo de transporte. Esto es porque las carreteras en Rumanía son bastante regulares, además, conforme te acercas a la zona de los Cárpatos hay que circular más despacio.

Por ejemplo, por la «autopista», (entre comillas porque no tiene nada que ver a las del resto de Europa o España) se va a unos 90-100 km/h. Además de tener carreteras bastante malas (las peores que hemos visto en Europa), los rumanos conducen bastante mal.


Dónde aparcar en el Castillo de Bran

Si vas al Castillo de Bran en coche no te preocupes, podrás aparcar en un gran parking que hay justo antes de llegar, una vez dentro del pueblo. Si llegas a Bran desde la carretera principal (carretera 73) verás varias tiendas y restaurantes que indican dónde está el Castillo de Drácula (además se ve a simple vista al fondo). Antes de llegar al castillo, a unos 3 minutos andando hay un parking gratis donde suele haber bastantes autobuses aparcados.

Si tienes suerte y llegas pronto tendrás sitio aquí, sino también hay muchos sitios de pago (zona azul) donde dejar el coche. De todas formas, y sobre todo en temporada alta de verano, te recomiendo llegar cuanto antes.

Entradas al Castillo de Bran

El Castillo de Bran al fondo, se ve casi desde que se entra al pueblo.

Horario del Castillo de Bran

El horario del Castillo de Drácula depende de la temporada. Si quieres ir a última hora del día, debe ser antes de las horas indicadas aquí, ya que las últimas visitas que permiten son a las 18:00 y a las 16:00 (dependiendo de la temporada)

Horario en temporada alta (del 1 de abril al 30 de septiembre):

  • Lunes de 12:00 a 18:00
  • De martes a domingo de 09:00 a 18:00

Horario en temporada baja (del 1 de octubre al 31 de marzo):

  • Lunes de 12:00 a 16:00
  • De martes a domingo de 09:00 a 16:00
Castillo de Bran horario

El Castillo de Bran abre todos los días, es el lugar más turístico de Rumanía y suele haber mucha gente.

Precio y entrada al Castillo de Bran

Las entradas para el Castillo de Drácula se pueden comprar allí mismo en las taquillas, justo a la entrada del castillo. Las entradas solo son válidas para el día que se compran, es decir, si te alojas en Bran no puedes ir el día de antes a comprarlas. ¿Cuánto cuesta la entrada al Castillo de Bran? Los precios de las entradas al Castillo de Bran son los siguientes:

  • Adultos: 40Lei (8,3 €)
  • Mayores (+65): 30Lei (6,2 €)
  • Estudiantes: 25Lei (5,2 €)
  • Niños: 10Lei (2,1 €)
  • Grupos escolares (> 20 personas): 5Lei (1 €)
  • Gratis para: discapacitados, invitados de instituciones y menores de 7 años.

Las entradas también se pueden comprar online en la propia web del Castillo de Bran. Esto te lo recomiendo en el caso de que quieras ir sin guía y vayas en temporada alta, ya que así te puedes asegurar entrada para el día que quieras.

A diferencia que otros castillo de Rumanía, como por ejemplo el Castillo de Peles, si quieres hacer fotos dentro no hay que pagar ningún ticket extra. Pero si vas a hacer fotos profesionales o vídeo si que debes pagar un extra y firmar un contrato.

visitar el castillo de dracula

La parte más bonita del Castillo de Bran es el castillo en sí mismo, más que las habitaciones.

Interior del Castillo de Drácula

Aunque el Castillo de Bran es más bonito por fuera que por dentro, una vez que estás ahí te recomiendo visitarlo también por dentro (¡ya que estás!). El interior del Castillo de Drácula es de principios del siglo XX.

Cuando en 1920 la Reina María decidió convertir el Castillo de Bran en su residencia de verano lo reformó por completo. En la década de los años 20 realizaron reformas importantes en el castillo como llevar el agua corriente, la electricidad y otros elementos. De esta forma, la Reina María hizo del castillo un lugar más habitable (aunque ha sido la única persona que ha utilizado el Castillo de Bran como residencia).

A partir de 1957 el Castillo de Bran se convirtió en un museo de historia y arte medieval. En 1993 fue sometido a obras de restauración.

interior del Castillo de Bran

El interior del Castillo de Bran, se pueden ver muebles, obras o armaduras.

Dentro del Castillo de Drácula hay varios muebles, obras de arte y objetos de principios del siglo XX, colecciones de armaduras del siglo XIV e incluso una sala de torturas, también carteles informativos sobre cada sala. ¡Importante! Los muebles que hay no son los originales, los originales se los llevaron los comunistas del régimen de Ceausescu. Éste confisco varias de las propiedades del castillo, cuando acabó el régimen comunista (en 1989) varias familias tradicionales rumanas solicitaron al estado su devolución.

En el Castillo de Bran también se conservan y se exhiben objetos de la familia de los Habsburgo, entre ellos la corona, el cetro y el puñal de plata del rey Ferdinand.

visitar el Castillo de Bran

Algunas de las armaduras que se pueden ver en el Castillo de Drácula. También hay trajes de la época.

Aunque hay carteles informativos en casi todas las estancias, hay tanta gente que en algunos lugares es imposible pararse a leerlos. El Castillo de Bran cuenta con 60 habitaciones conectadas entre sí por estrechas escaleras y caminos subterráneos. En el patio central del castillo hay un pozo de 50 metros de profundidad cavado en la propia roca.

Como curiosidad y para dejarlo claro, desde el propio Castillo de Bran explican que Vlad Tepes no vivió en el castillo. Hay una habitación que está dedicada a Bram Stoker. Aquí explican mejor la leyenda de Vlad Tepes y el personaje de Drácula.

excursión al Castillo de Bran en Transilvania

Una de las 60 habitaciones que hay en el Castillo de Drácula.

Exterior del Castillo de Drácula

La parte exterior del Castillo de Bran es muy bonita, dentro del recinto del castillo (donde están las taquillas) hay un gran jardín con un pequeño lago antes de subir hacia el castillo. En esta zona hay una gran terraza y restaurante donde se puede comer o tomar algo con vistas al castillo de Drácula.

qué ver en el Castillo de Bran

El exterior del Castillo de Drácula tiene unos jardines con un pequeño lago y un restaurante (está a la izquierda de la foto).

Además, en el exterior del Castillo de Bran encontrarás varios puestos y mercadillos de souvenirs donde comprar un recuerdo de Drácula. La verdad es que pensábamos que estos souvenirs en Bran iban a ser carísimos debidos al turismo, pero me sorprendió encontrar algunos regalos típicos como tazas, imanes o huevos pintados (muy típicos en Rumanía) bastante más baratos que en Bucarest.

Puedes ver algunos de los souvenir que compramos y el precio en este post sobre el presupuesto de Transilvania.

que ver castillo dracula

Si quieres comprar souvenirs de Drácula (o de Rumanía en general) este mercado es un buen lugar.

¿Qué te ha parecido el Castillo de Drácula? ¿Te gustaría visitarlo? Sin duda es uno de los castillos que ver en Rumanía imprescindibles, además puede ser una buena excursión de día tanto desde Bucarest como desde Brasov.

Si estás pensando en organizar un viaje a Rumanía y Transilvania por libre estos post pueden ser de ayuda:


✈️ TE AYUDAMOS A AHORRAR Y PLANIFICAR TU VIAJE ✈️

↠ ¿Necesitas un seguro de viaje? 5% en seguros de viaje y cancelación Mondo

↠ Las mejores ofertas en alojamientos

↠ Busca vuelos al mejor precio

↠ 10 % en alquiler de coches

↠ Cambio de divisas online

↠ Solicita tu visado

Deja un comentario

    Deja tu comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    error: ¡El contenido está protegido!