Menu
Europa / Hungría

Mejores termas y balnearios en Budapest

¿Estás pensando en viajar a Budapest disfrutar de una de las ciudades más bonitas de Europa? Si vas a Budapest en 3 o 4 días, no puede faltar entre tus planes visitar alguno de los balnearios en Budapest ¡son de los mejores del mundo!

¿Que qué tiene Budapest? Pues una comida casera riquísima, una arquitectura e historia como no hay otra en el continente europeo, y sobre todo, como no, sus balnearios y aguas termales, ¿te parece poco? Puede que no te llame la atención de primeras, pero en el momento en el que entres en uno de estos balnearios de Budapest no se te va a olvidar nunca, por algo Budapest es conocida como la ciudad de los balnearios. ¡Tienen más de 100 manantiales de aguas termales!

Nosotros dimos buena cuenta de cómo son estos balnearios húngaros y qué tienen de especial para congregar a tanto turista, y gente local en estas piscina de agua caliente al aire libre, ¡incluso en pleno invierno!

Lo que hay que dejar claro es que hay una gran oferta de balnearios en Budapest y también termas en toda la capital húngara. Una cultura de spa, relajación, desconexión y tranquilidad que no está de más poder experimentar en mitad de los viajes, sobre todo con un calendario de actividades repleto como suele ser habitual.

Cultura de los balnearios en Budapest y en Hungría

En Budapest y en Hungría en general las aguas termales no están consideradas únicamente como un entretenimiento, sino también como un medio terapéutico. El agua termal de estos balnearios es motivo de receta para sanar muchas afecciones. Y es algo que suelen practicar la gran mayoría de húngaros, desde los más jóvenes, a los más ancianos.

Esta gran diversidad de edades se debe a que tan pronto puedes pasar horas en estas termas abiertas, relajado, como puedes usar las piscinas para nadar durante un buen rato, o incluso disfrutar de fiestas electrónicas con estos paisajes.

Balnearios en invierno

Hay que decir que estos balnearios en Budapest están abiertos durante todo el año, por lo que es habitual que, en pleno invierno, puedas acudir a estos centros, ¡aunque nieve y todo!

Y te lo decimos por experiencia propia, ya que nosotros pudimos estar en el agua del balneario Széchenyi en enero mientras nevaba, una experiencia inolvidable. Y esto es algo muy natural allí. No hay excusas para darte un baño termal, ya sea invierno, verano, nieve, haga calor, sea de día o de noche.

balneario Széchenyi en invierno

Disfrutar de los balnearios de Budapest en invierno es uno de los mejores planes que hacer en la ciudad.

Los mejores balnearios en Budapest

Como decíamos, la gran oferta y cultura por este tipo de actividad, casi obliga a que, sí o sí, dejes hueco en tu itinerario por Budapest para acudir a uno de estos centros para sentirte como un húngaro más.

Hay bastantes balnearios en Budapest, por eso nosotros hemos seleccionado los 5 mejores balnearios de Budapest que consideramos más interesantes y más impactantes para que conozcas las particularidades de cada uno de ellos. En resumen estos serían los mejores balnearios a los que puedes acudir cuando visites esta ciudad.

Te contamos qué es lo más destacable de cada uno de ellos, y algunos datos como el horario o el precio de los balnearios en Budapest.

Balneario Széchenyi, el balneario más grande de Europa

El Balneario Széchenyi es uno de los balnearios más famosos en Budapest. Fue construido en 1913 y tiene un estilo neobarroco, además es uno de los más grandes de Europa. Los baños termales de Széchenyi tienen 15 piscinas termales interiores, 3 piscinas termales exteriores, una piscina exterior con jacuzzi, 10 saunas y baños turcos, y también salas de masajes, aquagym y tratamientos de belleza.

Sin duda es uno de los mejores balnearios de Budapest que tienes que visitar en la capital húngara. Nosotros fuimos en pleno invierno, a finales de enero una tarde de nieve. La verdad es que la experiencia es más que recomendable, y aunque hace frío, es genial estar dentro del agua a más de 37º. ¿Sabías que estas aguas termales surgen desde 1.246 metros de profundidad a 76º? Esto hace que sea el segundo pozo más profundo de Budapest.

Si viajas a Budapest en verano o primavera, también te recomiendo visitar el balneario Széchenyi. Podrás aprovechar las piscinas exteriores y la zona de hamacas del exterior.

Una de las cosas que más me gustó de este balneario en Budapest es su parte exterior. Nosotros estuvimos casi 3 horas en estas piscinas exteriores ¡en pleno invierno! En estas piscinas también encontrarás varios locales, sobre todo gente mayor, que juegan al ajedrez dentro del agua (hay tableros de ajedrez en una de las piscinas exteriores). En cambio en otra piscina exterior, también hay una «piscina de olas y rápidos» que gira en una dirección y te arrastra. Es bastante divertido ya que mucha gente se pone en esta zona y van dando vueltas movidos por los rápidos.

  • Horario: todos los días de 6:00 a 22:00 horas
  • Precio: 6000 Ft (18 )
  • Ubicación: Állatkerti krt. 9-11, está junto a la Plaza de los Héroes y el Castillo Vajdahunyad
  • Puedes ver más información y fotos en su web
Balnearios en Budapest

No te pierdas las piscinas y aguas termales del exterior del balneario Széchenyi.

Comprar entradas para el Balneario Széchenyi

¿Es recomendable comprar la entrada para el Balneario Széchenyi con antelación? La respuesta es un sí rotundo. El Balneario Széchenyi es el balneario más famoso de Budapest, tanto para los turistas como para los locales. Esto hace que este siempre bastante lleno (ya sea verano o pleno invierno), así que si quieres ahorrar tiempo y no hacer fila, te recomiendo comprar las entradas para el balneario Széchenyi online. Nosotros compramos estas entradas con Civitatis y lo mejor es que eliges el día pero el horario es flexible, no tienes que elegir la hora.

Si compras la entrada online, tienes que tener en cuenta que debes ir al mostrador antes de las 17:30 horas, a partir de esa hora están cerrados. La entrada normal cuesta 20 € y la entrada VIP 22,50 € (con vestuario privado). Si compras la entrada en el propio balneario cuesta 18 € (pero tendrás que hacer bastante fila vayas cuando vayas). Ten en cuenta que en fin de semana la entrada es en 1 – 2 € más caro.

Al llegar al Balneario Széchenyi simplemente tienes que ir al mostrador y enseñar tu confirmación (impresa o en móvil). Aquí te darán una pulsera que puedes ponerte durante todo el tiempo que estés en el balneario y con la que se abre la taquilla. Cada pulsera tiene asignado un número de taquilla / vestuario. Esto quiere decir que no puedes entrar y elegir una taquilla al azar (como hicimos nosotros), sino que tienes una asignada. Cada taquilla es como un pequeño probador donde puedes cambiarte y dejar la ropa, móvil, bolso, etc ahí.

Qué hay que llevar al balneario Széchenyi

Como te imaginas, los imprescindibles en cualquier balneario en Budapest son las chanclas, el bañador y una toalla. Puede que sean muy imprescindibles y obvios, pero quizás se te olviden o no tengas.

Si es tu caso, tranquilo, puedes comprar y alquilar en el propio Balneario Széchenyi. Ten en cuenta que si necesitas alquilar, solo se puede pagar en efectivo y no aceptan euros. En el resto de balnearios de Budapest no sé con exactitud qué precios tienen, pero en el caso del balneario Széchenyi son los siguientes:

  • Alquilar una toalla: 2000 HUF y un depósito de 2000 HUF (6 € de alquiler + 6 € de depósito que te devuelven después.) Nosotros tuvimos que alquilar una de estas toalla porque no teníamos.
  • Chancletas: en este caso solo está la opción de compra. Cuestan 3000 HUF (9,50 €) y son obligatorias en todas las piscinas interiores. En las piscinas exteriores, sino tienes chancletas puedes ir descalzo…aunque si es invierno no te lo recomiendo.
  • Bañador: si, también puedes alquilar un bañador. En este caso cuesta 3000 HUF con un depósito de 3000 HUF (9,50 € y 9,50 € de depósito que devuelven).

En el propio balneario hay secadores de pelo gratis. Las toallas, albornoz, o bañador tienes que devolver en los mismos mostradores que donde se alquilan.

balneario Széchenyi en budapest

En las cabinas del balneario Széchenyi de Budapest puedes guardar la ropa y todo lo que lleves. Las puertas se abren con la pulsera que te dan.

Balneario Gellert

El segundo balneario de Budapest más famoso. El balneario Gellert es otra alternativa termal si quieres visitar más de un balneario en Budapest (o uno menos turístico). Este balneario se construyó en 1918 y es uno de los más importantes de Europa, además ha aparecido en varios anuncios de televisión.

El balneario Gellert de Budapest es de estilo Art Nouveau y destaca por sus mosaicos y esculturas. Aquí encontrarás varias piscinas termales, piscinas de natación, baños turcos, saunas, jacuzzi. Además también podrás contratar otros servicios de belleza y masajes.

Un punto negativo de este famosos balneario de Budapest es que la piscina exterior solo abre en temporada alta, es decir, de mayo a finales de septiembre o principios de octubre. Por lo que si vas en invierno no podrás disfrutar de la experiencia de bañarte en estas aguas termales mientras nieva en el exterior.

Al igual que en el balneario Széchenyi hay dos tipos de entradas, te recomiendo comprarlas online para ahorrarte la fila. La entrada VIP incluye vestuario individual, y la entrada estándar que incluye el uso de las taquillas. Puedes comprar las entradas aquí, solo tienes que seleccionar el día sin elegir hora.

En el balneario Gellert también puedes alquilar toallas por 6 € y comprar chanclas por unos 10 €. También es necesario pagar en efectivo y tampoco aceptan euros.

  • Horario: abre de 6:00 a 20:00 horas, las taquillas abren de 9:00 y las 17:30 horas
  • Precio: entre 18 € y 23 €
  • Ubicación: Kelenhegyi út 4. Se puede llegar con el tranvía 19, 41, 47, 49, 56, autobús 7, 107, 109, 133 y 233, o en metro 4.
  • Puedes ver más datos en su web.
mejores balneario de Budapest

La piscina interior del Balneario Gellert es de las más famosas de Budapest.

Termas Csaszar Veli Bej Baths

El balneario Csaszar Veli Bej Baths está también muy cerca de la Isla Margarita. Aunque son de la época de la ocupación otomana (se construyeron en el siglo XVI), han sido renovados, ampliados y actualmente son de los más modernos de Budapest.

En este balneario de Budapest también encontrarás las típicas piscinas turcas de forma octogonal. Además hay 4 jacuzzis y varias saunas.

  • Ubicación: Frankel Leó u. 35, en el Császár Hotel Budapest
  • Precio: 8 €
  • Horario: de 6:00 a 12:00 y de 15:00 a 21:00
  • En su web puedes ver más detalles
termas en Budapest

Las termas Csaszar Veli Bej Baths, con su característica piscina octogonal. Imagen de csaszarhotel.

Balneario Rudas

Los baños termales Rudas se construyeron en el año 1550, en la época de la ocupación otomana. Esto hace que el Balneario Rudas sea uno de los balnearios de Budapest más antiguos y también bonitos. Lo más característico de estos antiguos baños termales es la piscina octogonal que tienen, que está cubierta con una gran cúpula de 10 metros de diámetro.

Además en este balneario de Budapest también tienen otras seis piscinas termales con temperaturas entre 42-16º y saunas o hasta un hamam.

  • Ubicación: Rudas Gyógyfürdő és Uszoda, cerca de la colina Gellert Hill.
  • Precio: entre 16 y 20 €. Depende del día de la semana y horarios.
  • Horario: La piscina abre todos los días de 6:00 a.m. a 10:00 p.m. Los viernes y sábados tienen también un horario nocturno de 10:00 p.m. a 4:00 a.m
  • Puedes ver más detalles de los horarios y precios en su web
balneario Rudas Budapest

El balneario Rudas, imagen de bathsbudapest.

Balneario Lukács

Los baños Lukács, aunque son bastante más pequeños que el balneario Gellert y el balneario Széchenyi, son uno de los balnearios más famosos entre los habitantes de Budapest. Este balneario está muy cerca de la Isla Margarita y tiene 5 piscinas termales, 3 piscinas normales y distintos servicios de spa.

Como curiosidad, los sábados por la noche montan fiestas (se llaman spartys) en algunos de los balnearios, uno de ellos el balneario Lukács.

  • Ubicación: Frankel Leó út, 25-29
  • Precio: entre 12 y 16 €. Además la entrada viene incluida en la Budapest Card.
  • Horario: de lunes a domingo de 6 am a 10 pm. Los sábados que hacen fiestas también abren de 10.30 pm a 3 am.
  • Puedes ver todos los precios, los servicios e información sobre las fiestas en su web
fiesta balnearios budapest Lukács

Si pensabas que los balnearios en Budapest solo eran para relajarse…¡no! También puedes ir de fiesta a ellos. Imagen de lukacsbaths.

Nuestra experiencia en un balneario húngaro en invierno

Nuestra experiencia propia está condicionada a que fuimos a uno de estos balnearios de Budapest en invierno, es decir, con mucho (pero que mucho) frío. ¿Esto es peor, mejor? La verdad es que no sabríamos decirte, pero la estampa de estar nevando y poder darnos un baño el aire libre es digna de verla y disfrutarla en las propias carnes.

Como decimos, los días de enero que estuvimos en Budapest nos nevó, y una de estas tardes de nieve intensa fue el que teníamos programado para ir a las termas de Széchenyi, unas de las más importantes, tal y como os hemos contado.

Pese a estar en invierno y nieve, la gente y turistas se atreve -y nos incluimos- a meternos al agua, es por eso que siempre va a haber algo de gente en estos sitios, pero hay hueco para todos y para estar tranquilos si es lo que buscas.

En nuestro caso elegimos el balneario Széchenyi ya que es el más grande y famoso ¡no te puedes ir de Budapest sin visitar este balneario! Lo mejor, es que no hay límite de tiempo, puedes estar el rato que quieras en el balneario. Nosotros estuvimos unas 3 horas y salimos renovados, listos para ir a cenar directamente.

La experiencia de visitar un balneario en Budapest en invierno es muy recomendable. Mientras nieva y estamos a -6º fuera, en el agua estamos a 38º. Eso si, ¡a la salida ya puedes correr!

Si vas a visitar el balneario Széchenyi de Budapest te recomiendo ir por la tarde. Gente va a haber siempre, pero el balneario es muy grande y no agobia la cantidad de gente que hay. Si vas por la tarde calcula la hora a la que se hace de noche y ve un hora o dos antes. Así podrás ver el balneario de día y de noche, cuando empieza a atardecer iluminan todas las piscinas con luces y está muy bonito.

Dónde y cuándo comprar entradas a los balnearios en Budapest

Como hemos comentado anteriormente, te recomendamos comprar las entradas a los balnearios de Budapest con antelación. En los balnearios suele haber bastante fila, sobre todo en balneario Széchenyi, así que es mejor reservarlas con antelación.

Si compras la entrada online, solo tienes que ir a recepción y entrar, apenas harás fila. En algunos de estos balnearios como por ejemplo las termas Csaszar Veli Bej Baths no se puede comprar online la entrada, pero en el resto de balnearios si que se puede.

Ventajas de ir en invierno a un balneario

Si viajas a Budapest en invierno no tengas miedo del frío ¡atrévete a ir a un balneario en Budapest en invierno! Para nosotros tiene algo especial el que pudiéramos viajar a Budapest en estas fechas tan frías (finales de enero). Aún así, vemos una serie de ventajas a ir a un balneario en invierno que en verano igual no están tan presentes.

Os contamos algunas de estas ventajas por si todavía dudas si ir o no a un balneario de Budapest en invierno:

  • Aunque siempre hay gente, está algo menos saturado que en otras fechas.
  • Budapest es una ciudad muy fría en invierno, esto hace que la experiencia de bañarse al aire libre cuando está nevando sea todavía mejor. Sin duda es increíble ver cómo nieva pero estás calentito en el agua.
  • Es uno de los mejores planes para terminar un frío día de invierno, además, en el caso del balneario Széchenyi hay pistas de patinaje sobre hielo justo al lado del balneario. Puedes ir a patinar primero sobre hielo y después descansar en el balneario.
  • La sensación de salir del agua (se pasa frío ese rato) y volver a los vestuarios a cambiarte y secarte te deja como nuevo.
balnearios de budapest

Aunque fuera hace frío, dentro del agua se está muy bien. Además te aconsejamos ver el balneario de noche ya que iluminan las piscinas.

Consejos para ir a los balnearios de Budapest

Si ya estás decidido a probar uno de los balnearios de Budapest, te contamos algunos consejos y una lista de cosas que no debes olvidarte.

  • No te olvides el bañador, la toalla o las chanclas. Aunque se pueden alquilar toallas o albornoces, es mejor si te llevas una del hotel (o de casa). A nosotros se nos olvidó coger una toalla del apartamento y tuvimos que gastar 6 € en alquilar una toalla. Vale que no es un dineral, pero es que por 6 € en Budapest puedes cenar o comer por ejemplo.
  • Si vas en verano, puedes llevarte ropa para cambiar. La parte del exterior de las piscinas se aprovechan más en verano y hay hamacas, puedes llevarte ropa para cambiar si quieres ir más cómodo por las piscinas. Además se puede dejar la ropa y cualquier cosa en las taquillas.
  • En los balnearios, al menos en el balneario Széchenyi y en el balneario Gellert hay secadores de pelo gratis. Hay varios secadores en la zona de las taquillas.
  • Te recomendamos ir con bastante tiempo para disfrutar y relajarte. Nosotros estuvimos unas tres horas en el balneario Széchenyi, sin prisas.
  • Aprovecha y ve durante el día…¡y la noche! En nuestro caso decidimos ir por la tarde, no solo para descansar más después de todo el día sino para ver el balneario de noche. Si vas al balneario Széchenyi las piscinas de fuera las iluminan por la noche.
  • ¡No te olvides la cámara sumergible! Si eres de los que les gusta inmortalizar cualquier momento, no te olvides la cámara de fotos sumergible.

Después de conocer un poco más sobre los balnearios en Budapest, ¿a quién le han entrado ganas de ir a uno de ellos y relajarse? Sin duda es uno de los mejores planes que hacer en Budapest y que te recomendamos probar (ya sea en invierno o en verano).

Si quieres preparar tu viaje a Budapest quizás te interesen también estos post:

Deja un comentario

    Deja tu comentario

    3 × cuatro =

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    error: ¡El contenido está protegido!