Menu
Cantabria / España / Europa

Qué ver en Santander en un día

Santander es una de las ciudades españolas que debería incluirse en cualquier lista de viajes. Esta ciudad del norte de España está situada en entorno idílico con gran historia, con buena gastronomía y una gran cantidad de actividades relacionadas con la naturaleza que no puedes perderte. En este post te contamos algunos de los sitios de Santander que debes conocer y disfrutar, para descubrir todo lo que hacer y ver en un día en Santander y alrededores.

Santander es un plan perfecto para todos aquellos que busquen un tiempo de desconexión y de contacto continuo con la naturaleza. Una ciudad abierta a todo tipo de actividades más enérgicas, otras más tranquilas, e incluso actividades para niños. Santander tiene todas las condiciones necesarias para convertirse en la ciudad perfecta para unas cortas vacaciones de desconexión o una escapada de puente.

Quizás sea por su tranquilidad, o por su cercanía al mar, pero sin duda te dejará embelesado toda su espectacularidad. Desde sus calles, las playas de Santander, el paseo marítimo, sus monumentos y enclaves más significativos, o incluso su enorme Parque Natural de Cabárceno.

Un lugar 100% natural donde conviven playa y montaña, ¿qué más se puede pedir?

puerto santander

Puedes pasear por el puerto de Santander hasta llegar a la Península de La Magdalena.

10 sitios que ver en Santander en un día o dos

Un solo día siempre es muy poco tiempo para poder conocer cualquier destino, pero se puede aprovechar bien el día si se propone. Si solo tienes un día en Santander, te recomendamos hacer un free tour para ver los lugares más importantes.

En nuestro caso, escogimos un puente en Semana Santa para ir hasta Santander en coche. Una ruta cómoda, aunque con peaje, que guardaba una sorpresa al llegar. Y es que es casi misión imposible aparcar en Santander, y eso que fuimos directos a la zona del puerto donde hay un gran parking gratuito, pero ni con esas. Tras dar varias vueltas (casi una hora) por los alrededores conseguimos un hueco al final. Es mejor tomarse esto con calma.

No obstante, aquí tienes algunos de los sitios más emblemáticos y actividades que puedes escoger para pasar un día, un fin de semana o varios días en una ciudad como Santander y sus alrededores. En este post vamos a resaltar estos 10 sitios que ver en Santander entre toda la oferta turística que recorre esta zona del Cantábrico.

sitios que ver en santander

Vistas de Santander desde el centro Botín.

Península de La Magdalena, uno de los sitios más bonitos de Santander

La península de La Magdalena es un paraje natural y con gran afluencia de personas, tanto por turismo, como por los propios habitantes en Santander que suele dar paseos por sus 24,5 hectáreas. 

En la Península de La Magdalena encontrarás varios sitios y actividades de interés, como por ejemplo, un tren turístico que recorre toda la península y va narrando la historia del lugar. A los más pequeños también les gustará Parque Marino que hay en uno de los extremos de la Península de La Magdalena. Este pequeño parque está construido al aire libre aprovechando la roca del acantilado y la entrada del agua del mar (la zona es muy bonita), aquí habitan focas, leones marinos y pingüinos.

zoo la magdalena

En este pequeño Parque Marino podrás ver a los famosos pingüinos de La Magdalena.

Justo al lado del Parque Marino, podrás ver el Museo «El hombre y la mar». No se trata de un museo como tal sino de tres galeones que fueron utilizados en la travesía por el Océano Atlántico del marinero santanderino Vital Alsar. En esta misma zona también hay una réplica de la balsa de madera con la que cruzó el Océano Pacífico en 1970.

Desde la Península de La Magdalena también podrás ver dos sitios muy bonitos. El primero de ellos es el Faro de La Cerda, este faro está construido sobre los acantilados, y antiguamente en 1639 también hubo un fuerte para proteger la ciudad de los enemigos. Desde esta península también se puede ver la Isla de Mouro y su famoso faro, este fue construido en 1858 con el objetivo de avisar a los barcos justo antes de entrar en la Bahía de Santander.

Los tres galeones del museo «El hombre y la mar» en la Península de La Magdalena.

Palacio de La Magdalena

Situado en un entorno idílico, en la Península de La Magdalena, el palacio de la Magdalena es el edificio histórico más importante de Santander. El Palacio de La Magdalena está en el punto más alto de la Península de La Magdalena y fue la residencia de verano de los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia.

El Palacio de La Magdalena es el edificio más representativo de Santander.

El Palacio de La Magdalena es bonito por fuera…¡pero también por dentro! Se puede realizar una visita en español de unos 45 minutos por 3€ por persona.

  • Horario de verano (del 10 de junio al 30 de septiembre). Sábado y domingos a las 11:00 – 12:00 y 13:00.
  • Horario de invierno (del 1 de octubre al 30 de mayo). Entre semanas a las 11:00 – 12:00 y 13:00, y de tarde a las 16:00 – 17:00 y 18:00. En fin de semana solo de 10:00 – 11:00 o 12:00.

Uno de los sitios imprescindibles que ver en Santander.

Gran Casino del Sardinero

El Gran casino del Sardinero es otro de los lugares de Santander que no puedes perderte. Este famoso casino está situado en la playa del Sardinero, frente al paseo marítimo. Se trata de una edificación de gran carga histórica y que todavía ofrece esa imagen y estética de hace un siglo. Es un casino-palacio que dispone de todo tipo de salas de juegos así como zonas de restauración.

Este Gran Casino del Sardinero ofrece un contraste entre su fachada histórica y sus modernas habitaciones interiores.

Pasea por la Playa El Sardinero

El paseo marítimo del El Sardinero es una de las rutas indispensables, sobre todo para los momentos de mayor relax. Es un largo paseo ubicado en una de las zonas más lujosas de la ciudad y que discurre en paralelo a una de las playas más conocidas como es la de El Sardinero, de ahí su nombre. 

El encanto de este largo paseo reside además en toda la hilera consecutiva de mansiones, residencias palaciegas y edificaciones con gran ornamentación que ofrecen una estética única al paseo de playa. Durante todo el paseo marítimo, que se encuentra dividido en varios tramos, destaca también la gran cantidad de oferta de ocio y gastronomía, así como hoteles y puntos principales de Santander como el propio Casino del Sardinero.

El paseo marítimo se encuentra delimitado en uno de sus extremos por la península de la Magdalena, otro punto de interés que merece la pena visitar. 

La Playa El Sardinero es la más famosa de Santander. Por cierto, aquí también puedes hacer surf.

Faro de Cabo Mayor

El faro de Cabo Mayor está justo a la entrada a la Bahía de Santander (en la parte noreste de la ciudad) y es una de las construcciones más importantes de Santander. Este faro se puso en funcionamiento por primera vez la noche del 15 de agosto de 1839. 

Si quieres pasear hasta este faro puedes ir por la senda de Mataleñas, un bonito paseo que va desde la playa del Sardinero al Faro de Cabo Mayor (también puedes ir en coche hasta allí si lo prefieres).

El Faro de Cabo Mayor también se conoce como el Faro de Bellavista y es que está situado en uno de los rincones más bonitos de Santander. Te recomiendo ir al atardecer, podrás ver la puesta del sol en el mar y disfrutar de este faro de más de 30 metros de alto en un paisaje lleno de verde y acantilados.

Recorre la Bahía de Santander

La bahía de Santander es una de las partes más importantes de la ciudad (y de las más bonitas de Santander. Se trata de una gran bahía, un enclave marítimo de 5.000 hectáreas de extensión. 

Este bonito paseo comienza en Jardines de Pereda, junto al Centro Botín. Si continuas andando por aquí, encontrarás otro icono de Santander, la encontrarás la Grúa de Piedra. Fue construida entre 1896 y 1900 sirvió para la carga y descarga de los barcos durante varias décadas.

En la Bahía de Santander también encontrarás el Palacete del Embarcadero. Desde aquí salen las conocidas Reginas de Santander. Unos barcos / autobús que te llevan a varios puntos cercanos como por ejemplo la playa de Somo. Nosotros cogimos aquí una de las Reginas de Santander para ir a la playa de Somo, los tickets se compran allí mismo.

Si sigues paseando por la Bahía de Santander llegarás hasta Puertochico, este es el antiguo puerto pesquero. Aquí está una de las esculturas que más nos gustó de Santander: representan varios niños a la orilla del paseo. Esta escultura es un homenaje a los Raqueros, estos eran los niños de clase baja que se criaban en la calle y que solían estar por el muelle de Santander (todo esto en los siglos XIX y principios del XX). Se cuenta que los niños sobrevivían  principalmente a base de las monedas que los pasajeros y tripulantes de los barcos tiraban al mar para que las sacasen buceando.

que ver en santander

Estatua homenaje a los Raqueros, los niños saltaban a bucear para recoger las monedas.

Catedral de Santander

Si paseas por el centro de Santander posiblemente verás esta Catedral. La Catedral de Santander está junto al Paseo de la Pereda, y se trata en realidad de son dos iglesias superpuestas, de estilo gótico.

La Catedral de Santander fue construida entre finales del siglo XII y el siglo XIV sobre un antiguo monasterio. Las dos iglesias, se construyeron en diferentes periodos, pero ambas son de estilo gótico. A lo largo del tiempo se fueron haciendo añadidos y reconstrucciones.

Puedes visitar la catedral de Santander la entrada es gratuita e incluso hay visitas guiadas también gratis.

  • De lunes a viernes de 10 a 13 y de 16:30 a 19 h.
  • Sábados de 16:30 a 20 h.
  • Domingos de 10 a 13:30 y de 17 a 21 h.

Centro Botín

A lo largo del paseo principal de Santander se encuentra el Centro Botín, un espacio dedicado principalmente al arte. Esta es una de las estructuras que más destacan de la ciudad de Santander y que se inauguró hace apenas unos años, en el 2017. Se trata de un edificio de gran estética vanguardistas, y que alberga todo tipo de exposiciones y obras. Depende de la fundación Botín, de ahí su nombre.

Si te encanta el arte puede que esta sea una elección acertada (puedes coger las entradas aquí). Aunque, si lo prefieres, también puedes subir hasta lo más alto donde hay una terraza con unas buenas vistas de Santander bañado por el mar Cantábrico. Dentro del propio edificio hay dos grandes salas de exposiciones, un auditorio, aulas de formación, tienda y una cafetería-restaurante. 

Te recomiendo subir a la parte de la terraza del Centro Botín.

El campo fútbol de El Sardinero

Otra de las paradas que hicimos durante el puente que estuvimos en tierras cántabras fue acudir a ver el estadio de fútbol de El Sardinero. Un mítico estadio que hasta hace tan solo unas pocas temporadas estaba en Primera División, e incluso llegó a jugar en competiciones Europeas. ¿Quién no recuerda al dúo sacapuntas que formaba la delantera racinguista con Zigic y Munitis?

Un equipo que actualmente se encuentra en Segunda División, y que esperamos que vuelva a Primera en muy poco tiempo. Para culminar la visita, decidimos ir a la tienda oficial del Racing de Santander y compramos de recuerdo un llavero (algo caro eso sí).

Si te gusta el futbol tienes que hacer una parada en el campo fútbol de El Sardinero.

Descubre el centro de Santander

Además de los sitios mencionados arriba, Santander es una ciudad perfecta para simplemente pasear por su centro histórico y disfrutar de las calles.

Te recomiendo visitar alguna de sus plazas tan bonitas como la plaza Porticada. Una plaza peatonal donde se encuentra el Centro Arqueológico de la Muralla Medieval. Si quieres unas vistas generales de la ciudad te recomiendo subir al funicular del Río Pila. 

sitios que ver santander

Santander es una ciudad perfecta para pasear y disfrutar de sus calles.

Parque natural de Cabárceno

Una de las mejores cosas que hacer en Santander con niños es, sin duda, el Parque natural de Cabárceno. Un lugar de más de 20 km de carreteras que puedes recorrer perfectamente andando (algunas partes) y en coche. Una actividad perfecta para cualquier mañana, tarde o incluso el día entero, ya que sus más de 120 especies de animales en su hábitat dan para mucho. Es puro espectáculo si lo que te gusta es la naturaleza y el mundo animal.

¿Cómo ir a Cabárceno? Para ir al parque de Cabárceno lo más recomendable es ir en coche. Nosotros cogimos los tickets con tiempo en su página web (también puedes coger una excursión con guía y transporte privado aquí) y antes de entrar en Santander decidimos ir a este parque de animales durante toda la mañana, y parte de la tarde. Te recomiendo comprar las entradas online o antes de ir, ya que en temporada alta suele haber filas al entrar con los coches. Las entradas para Cabárceno cuestan unos 30€ para adultos y unos 17€ para niños mayores de 3 años. 

Una de las mejores cosas que hacer en Santander con niños es ir al Parque Natural de Cabárceno.

Este tipo de parcelas naturales no tienen nada que ver con un zoológico, ya que el amplio terreno y la cantidad de hectáreas de las que dispone el recinto (esta construido sobre las  750 hectáreas de una antigua explotación minera) permite a los animales estar en un ambiente mucho más abierto, tranquilo y al aire libre. Además, pese a esta ‘libertad’, existen un cierto tipo de reglas que debes cumplir y a las que atenerte como: no dar de comer a los animales, o no pasar de las vallas.

La ruta es muy sencilla. Siempre indicada con señales en los caminos, puedes elegir los animales que quieres ver haciendo caso del mapa y la división del recinto. Para ello el coche es esencial para pasar por todos los puntos.

¿Cómo ir de Santander a Cabárceno?

El Parque Natural de Cabárceno se encuentra a unos 15 kilómetros de Santander y a 24 km de Torrelavega.

Para ir desde Santander tendrás que coger la carreteras S-10 hasta llegar a la autopista A-8/E-70. Después tendrás que seguir las indicaciones hasta la salida salida 202. Llegarás a la entrada del parque en unos 20- 25 minutos.

como llegar a cabarceno

Vistas de Santander desde Cabárceno.

¿Qué ver y qué hacer en Cabárceno?

Para aprovechar al máximo esta experiencia y disfrutar de toda la fauna te recomendamos ir con tiempo. Más que nada para poder ver todos los recintos, además de estar presente a la hora de comer (nosotros vimos la hora del almuerzo de los osos y fue algo inolvidable e increíble). 

Dentro del parque tienes de todo. Desde zona de reptiles, una piscina con espectáculo de leones marinos, elefantes, cebras, dromedarios, orangutanes, guepardos, ñus, avestruces, jirafa, bisonte, monos, rinocerontes, hipopótamos…y prácticamente cualquier especie animal que puedas imaginarte. ¡Hay 120 especies de animales!

Entre las opciones que ofrece el parque también dispone de una telecabina que surca todo el parque por el aire para tener una perspectiva única de Cabárceno. Es muy recomendable cogerla en uno de los tramos del parque para disfrutar también de las vistas desde arriba. 

El muy recomendable coger el telecabina (es gratis) a la izquierda de la foto. ¡Podrás ver el parque desde las alturas!

¿Dónde comer dentro del parque de Cabárceno?

Para comer en Cabárceno, lo que te aconsejamos es lo mismo que hicimos nosotros. Junto al parque se encuentra el propio pueblo de Cabárceno. Una pequeña localidad que da nombre a la zona y en la que puedes encontrar varios restaurantes a los que acuden todos los turistas pero donde se come realmente bien. En uno de estos restaurantes de Cabárceno es donde comimos por primera vez una crema pasiega que estaba de lujo.

Para llegar a esta zona de restaurante del pueblo puedes hacerlo desde la zona donde están los elefantes en el parque. Solo tienes que andar dos minutos y estarás en el pueblo donde hay varios restaurantes.

La hora de la comida de los osos ¡te lo recomiendo mucho!

Si lo prefieres, también puedes llevarte la comida de fuera o comer dentro del parque de Cabárceno. En el parque hay varios lugares habilitados para comer:

  • Cafetería y restaurante Los Osos: Aquí hay varios tipos de menús como menú del día, infantil y para celebraciones.
  • Self-Service La Cabaña: está junto a la Exhibición de Técnica de Vuelo de Aves Rapaces y La Granja. Aquí podrás comer el plato del día, ensaladas, pasta y platos combinados.
  • Hamburguesería Los Osos: junto al lado de la cafetería Los Osos, aquí hay comida estilo «comida rápida» como hamburguesas, pizzas, perritos calientes, etc.
  • Cafetería La Mina: está junto al reptilario casi a la entrada principal del parque.
  • Cafetería Gorilas: situada junto al recinto de los gorilas. Un buen sitio para comer bocadillos y pinchos.

Te recomendamos venir sobre todo al parque de Cabárceno por la mañana, ya que a partir ya de la media tarde ya empiezan a guardar a algunos animales. En definitiva, el parque natural de Cabárceno es una escapada natural que merece mucho la pena, sobre todo si viajas con niños a Santander.

Surf en Santander

Una de las causas por las que decidimos ir a visitar Santander es por sus playas, y más allá de eso por la fama que tienen sus olas. Hace un tiempo probamos el ‘surf’ en una de las playas fetiche como es la playa de Las Canteras, en Las Palmas de Gran Canaria. Y quisimos repetir experiencia, esta vez en la otra punta de España, en el Mar Cantábrico. 

Para todos aquellos que ya han probado el surf, saben que es un deporte que engancha y que siempre estás dispuesto a más. Y para las personas que no lo han probado solo decirles que es una actividad altamente recomendable. Si te gusta el deporte y la naturaleza tienes que probarlo. Además, con tan solo un par de horas intentando coger olas ya habrás hecho el deporte suficiente para todo el día.

Nosotros habíamos escuchado de la calidad y el entorno idílico de las playas cántabras y por eso decidimos hacer esta actividad. Además, aprovechamos para ir a Somo, uno de los lugares perfectos para hacer surf en Santander, por cómo está acondicionado el pueblo y, sobre todo, por la playa y las olas que ofrece.

hacer surf santander

La playa de Somo es una de las mejores playas de Cantabria para hacer surf.

Cómo ir de Santander a Somo

Si quieres ir de Santander a Somo te recomiendo hacerlo en los barcos taxis que hay, mejor que en coche. La playa de Somo (y el pueblo) está a unos 26 km de Santander, poco más de media hora. En cambio, si vas en barco llegarás antes.

Para ir de Santander a Somo la mejor opción es coger uno de los barcos o lanchas de Los Reginas. Este es el servicio de lanchas en Santander para dar paseos por la bahía, hacer excursiones en barco o para llegar a otros municipios cercanos.

El billete de ida y vuelta cuesta 4,75 euros y las lanchas pasan cada media hora. Puedes ver todos los horarios y las tarifas y descuentos en este link.

Escuela de surf en Santander

En nuestro caso, fuimos previsores y ya con tiempo compramos varios cursos para hacer en una de las escuelas de surf de Somo. Puedes reservarlos online y elegir entre uno, o varios días entre las fechas que prefieras. Si ya has tenido experiencia en el mar con una tabla puedes alquilar el equipo necesario en estas mismas tiendas de surf.

La escuela a la que acudimos nosotros fue la ‘Escuela Cántabra de Surf’ y acudimos dos días seguidos a hacer surf en esta misma zona. Los dos días hizo buen tiempo para surfear, lo que implica una buena dosis de viento y algo de frío, teniendo en cuenta que era Semana Santa en Santander (finales de marzo).

escuela de surf en Santander

Entrada a la escuela de surf en Santander.

El personal de la tienda fue simpático y el procedimiento siempre es el mismo. Se espera hasta la hora solicitada para surfear hasta que vengan todos, posteriormente nos entregan a cada uno el neopreno (de cuerpo completo por supuesto, ¡que vaya frío!) de acuerdo a la talla de cada uno, y al salir nos dan la tabla. Si eres iniciado como nosotros te darán una de gran tamaño, de unos 7 u 8 pies, para garantizar una mayor estabilidad, aunque la mayoría de veces es muy complicado lograr el equilibrio en el agua.

De la escuela de surf todos los grupos nos dirigimos hacia la playa, que está a unos pocos metros. Ya en la arena, los profesores designados par cada grupo explican los movimientos y los pasos que se deben realizar para subirse a la tabla, y el resto ya es practicar.   

surf en santander

En la playa de Somo las olas y el surf están asegurados.

Qué comer en Santander

Una visita a Santander no es completa hasta que no pruebas sus mejores platos. La gastronomía en Cantabria es variada pero, sobre todo, muy abundante y a buen precio. 

Uno de los platos más típicos son las anchoas de Santoña (aunque son de Santoña se consumen en toda Cantabría). Este tipo de anchoas las puedes encontrar en todos los bares y se conservan en aceite de oliva. ¡Buenísimas!

Si te gusta el dulce te encantarán los sobaos pasiegos y la quesada ¡están buenísimos! Encontrarás muchas tiendas donde venden solamente estos productos típicos de Santander y Cantabria.

Si lo que quieres es tomar unas tapas y picar algo para cenar no te puedes perder los restaurantes Quebec. Son unas franquicias (muy buenas eso sí) donde encontrarás mil tipos de tortillas. Además de estar buenísimas son muy baratas.

donde comer en santander

Las tortillas del Quebec están buenísimas ¡hay muchas para elegir!

Como ves en Santander encontrarás de todo un poco. Desde paisajes y naturaleza, lugares para visitar con niños como el Parque de Cabárceno, o sitios y playas para hacer surf en Santander. Es una ciudad que te recomendamos mucho si tienes unos días o un fin de semana largo para aprovechar y disfrutar de la naturaleza.


✈️ TE AYUDAMOS A AHORRAR Y PLANIFICAR TU VIAJE ✈️

↠ ¿Necesitas un seguro de viaje? 5% en seguros de viaje y cancelación Mondo

↠ Las mejores ofertas en alojamientos

↠ Busca vuelos al mejor precio

↠ 10 % en alquiler de coches

↠ Cambio de divisas online

↠ Solicita tu visado

2 Comentarios

  • alvaro camps
    28/06/2020 at 08:54

    yo visité Santander hace tres años y me encantó, que ganas de volver 😀

    Reply
    • Mi Siguiente Viaje
      03/07/2020 at 07:47

      ¡Es una ciudad genial! Además su entorno y sus playas son muy bonitas

      Reply

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡El contenido está protegido!